Para garantizar que todo el alumnado tenga las mismas oportunidades educativas durante el próximo curso escolar, que estará condicionado aún por la pandemia del COVID-19, el Col·legi de Pedagogs de Catalunya (COPEC) considera necesario que las diferentes administraciones incrementen el número de pedagogos/as, psicopedagogos/as y psicólogos/as.

El Colegio lamenta que la Generalitat de Catalunya no haya tenido en cuenta los perfiles provenientes de la Pedagogía, la Psicopedagogía y la Psicología en su anuncio de incorporar 8.258 nuevos profesionales de la educación para el curso 2020-2021.

COPEC ha recordado que los pedagogos/as, psicopedagogos/as y psicólogos/as se han reinventado y luchado durante el estado de alarma, junto con los docentes, para dar la mejor atención, apoyo y acompañamiento individualizado al alumnado y sus familias vulnerables, asegura la entidad: “Nos merecemos el reconocimiento, igual que se ha hecho al resto de los profesionales del sistema educativo, y que no se nos invisibilice“.

Aumentar el número de docentes, y sobre todo de profesionales de la Psicopedagogía, Pedagogía y Psicología, también haría bajar las ratios y realizar una atención y acompañamiento individualizado al alumnado y sus familias el próximo curso, “lo cual permitiría detectar situaciones de desigualdades y riesgo, aumentar el apoyo y actuar de forma más rápida y coordinada con otros agentes educativos”.

Las metodologías tradicionales pueden volver a las escuelas el próximo curso

Por otra parte, COPEC advierte que los grupos estables de alumnos y alumnas que el Departament d’Educació de Catalunya planea instaurar el próximo curso escolar para minimizar el riesgo de contagios por COVID-19 puede suponer un retroceso en la educación, ya que se limitarán y dificultarán metodologías más activas y colaborativas.

“Jugamos un papel necesario e importante para atender las realidades de cada escuela y velar en todo momento por no dar ni un paso atrás en la renovación pedagógica conseguida estos últimos cursos, para luchar contra la segregación y una educación más inclusiva, equitativa y de calidad”, asegura la entidad a través de un comunicado.