Por Alicia M. Canfield

Según un estudio realizado por German Reyes Contreras, de la Universidad Interamericana para el Desarrollo, CDMX. Nos dice, que es desde edades muy tempranas donde las y los niños deben descubrir lo importante que es leer. El preescolar, es la etapa donde comienzan con aprendizajes y experiencias significativas. Y es ahí donde se debe infundir al pequeño a disfrutar de la lectura, porque como menciona puntualmente “es tan necesaria como caminar, porque al final del día leer genera sabiduría y esta destruye a la ignorancia.”

Buscar lecturas divertidas y agradables que logren entretener es básico en el proceso. Mostrar los libros como tesoros y hacer lecturas en voz alta hacen que para la o el pequeño se vuelva un momento mágico y de compañía de un ser o seres queridos.

“Para los maestros de educación preescolar resulta muy difícil desarrollar el aprendizaje de la lectura ya que los padres o tutores no le brindan el acompañamiento para lograrlo.”

Fomentar la lectura debe ser un trabajo en equipo, pues es de parte de los adultos más cercanos que el pequeño adquiere sus hábitos y forma su personalidad.

Como lo establece Yaritza Cova (2004) “es importante que los niños comiencen a leer en el hogar, porque los padres y madres están mucho más vinculados afectivamente para fomentarla, si se propicia un encuentro cálido con los libros, también se logrará que los niños se acerquen a sus padres”.

La lectura es la excusa perfecta para crear un vínculo afectivo y de cercanía con las y los niños.

¡Hoy traemos unos tips, para empezar!

  1. Permitir que elija. Aconseje libros para su edad, sin prohibir u obligar.
  2. No imponer la lectura. Ser asertivo y jugar, evitará que se convierta en un castigo.
  3. Hacerlo divertido. Entenderlo como un juego y no algo académico, buscar lecturas cortas y divertidas al inicio.
  4. Leer en todas partes. Llevar siempre un libro o revista, no solo en bibliotecas o en casa. Un ejemplo sería en el parque, en un momento de descanso antes de seguir jugando.
  5. Hacerlo una rutina. Buscar el mejor momento en el día para leer unos minutos.

 

El cerrarse o pensar que ya es demasiado tarde, sólo es una excusa. ¡Un buen libro siempre es un buen regalo sin importar la edad!

Fuente: https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2016-05-27/consejos-fomentar-lectura-ninos_1206835/